ACNUR reubica a refugiados centroafricanos a causa de las inundaciones recurrentes

La operación del ACNUR comenzó esta semana y ha trasladado a cientos de los 17.000 refugiados en los campamentos de Yaroungou y Moula a un nuevo sitio.

Refugiados de la República Centroafricana llegan al nuevo campo de Paris-Sara, en el sur de Chad.  © L.Borisenko

GINEBRA, Suiza, 12 de octubre (ACNUR) -- En el sur de Chad, ACNUR y sus socios han comenzado a reubicar esta semana a refugiados desde los campos inundados hasta un nuevo espacio situado en una zona más elevada.

Los refugiados proceden de la República Centroafricana y están siendo transferidos desde los campos de Yaroungou y Moula, que acogen entre ambos a más de 17.000 personas. Estos refugiados centroafricanos se vieron obligados a exiliarse en 2003 y 2008 debido a la inestabilidad política y al conflicto armado en su país.

Desde el lunes, cuando comenzó la operación, ACNUR ha trasladado a 1.687 refugiados en siete convoys hacia el nuevo asentamiento en Paris-Sara. ACNUR organiza los convoys dos veces al día y tiene previsto completar la reubicación para finales de mes, siempre y cuando las lluvias no impidan los traslados.

ACNUR espera que la reubicación suponga un paréntesis positivo para los refugiados de Yaroungou y Moula, campos donde las lluvias de temporada han causado importantes daños durante los últimos tres años. En el campo de Moula, ya hay unas 260 hectáreas de tierras agrícolas inundadas. En Yaroungou, las inundaciones han destruido el 85% de los cultivos de maíz y arroz. También han quedado destruidos los almacenes de alimentos y semillas, ya que estas inundaciones están afectando a la mayor parte de Chad.

Las fuertes lluvias de este año han causado graves daños en los asentamientos de refugiados y desplazados internos en el sur y este de Chad. Según estimaciones de ACNUR, costará unos 3,5 millones de dólares rehabilitar las infraestructuras dañadas en los campos, tales como refugios, escuelas, puntos de agua, centros de salud, áreas de recreo, letrinas y sistemas de drenaje.

Chad acoge actualmente a más de 300.000 refugiados en 18 campos. Doce de ellos están situados en el este del país y albergan a unos 260.000 refugiados sudaneses originarios de Darfur. Los otros seis campos, situados en el sur, acogen a unos 60.000 refugiados centroafricanos. Además de estos refugiados, hay unos 83.000 chadianos desplazados internos viviendo en campamentos en el este y que también están recibiendo asistencia de ACNUR.

Pese a las enormes necesidades humanitarias en Chad, ésta es una de las operaciones de ACNUR que cuenta con menos financiación: hasta la fecha sólo se ha recibido el 25% del presupuesto de ACNUR para el país, que asciende a 177 millones de dólares.