ACNUR felicita a Chile por su adhesión a las Convenciones de Naciones Unidas sobre apatridia

Chile se ha convertido en el último Estado en adherir a las convenciones internacionales sobre apatridia. La semana pasada, el país depositó formalmente en la Oficina de Tratados de las Naciones Unidas en Nueva York los instrumentos para la adhesión a la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954 y la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961.

El ACNUR, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, reconoce el compromiso chileno con la protección y promoción del derecho fundamental a tener una nacionalidad. Las personas que no tienen una nacionalidad pueden ser privadas de la posibilidad de inscribirse en una escuela, acceder a servicios médicos, buscar empleo e, incluso, de casarse.

La apatridia afecta a millones de personas alrededor del mundo y el ACNUR está promoviendo su erradicación a nivel global. La adhesión de Chile a ambas convenciones representa un hito fundamental para alcanzar esta meta. La implementación en el país del proyecto denominado #Chilereconoce es un paso importante en esta misma dirección.

En la actualidad, aproximadamente 2.000 niños y niñas se encuentran en riesgo de apatridia en Chile. Debido a una interpretación administrativa de una disposición constitucional, a estos niños y niñas se les negó el derecho de acceder a la nacionalidad chilena, debido a la situación migratoria irregular en la que se encontraban sus padres al momento de su nacimiento. En 2014, las autoridades modificaron la interpretación, ajustándola a los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

Dos años después, en 2016, se lanzó el proyecto "Chilereconoce" para identificar y asistir a todos quienes fueron afectados por la interpretación legal. Hasta la fecha, 258 niños, niñas y adultos ya han confirmado su nacionalidad chilena a través de esta iniciativa colaborativa del Estado, el ACNUR, UNICEF y la sociedad civil.

Chile se convirtió en el país número 90 en adherir a la Convención de 1954 y el número 71 en adherir a la Convención de 1961. La Convención de 1954 busca asegurar el acceso de la población apátrida a un conjunto mínimo de derechos hasta que puedan acceder a una nacionalidad. La Convención de 1961 define formas de prevenir que las personas se conviertan en apátridas y de reducir la prevalencia de la apatridia a través del tiempo.

Para mayor información sobre el tema, por favor contacte:

  • En Chile, Stephanie Nicole Rabi Misle, rabimisl@unhcr.org, +56 22 654 1063
  • En México, Francesca Fontanini, fontanin@unhcr.org, +52 1 (55) 9197 2690
  • En Nueva York, Kathryn Mahoney, mahoney@unhcr.org, +1 347 443 7646
  • En Ginebra, Aikaterini Kitidi, kitidi@unhcr.org, +41 79 580 8334