Los Embajadores de Buena Voluntad del ACNUR, son los rostros públicos más reconocidos de la Agencia de la ONU para los refugiados. Ayudan a llevar al ACNUR a cada esquina del mundo a través de su celebridad, popularidad, influencia, dedicación y arduo trabajo.